Julio 9, 2019BY Admin ( 0 ) Comment

Con el fin de evitar un fraude en inmigración, ahora la ley canadiense es más clara que nunca respecto a quién puede representar a una persona en un proceso o tema de inmigración. En esta publicación le informamos quién puede y quién no puede asistirlo, de modo que usted puede protegerse y a su proyecto de cualquier fraude potencial.

De acuerdo al artículo 91 de la Ley de Inmigración y Protección de Refugiados solo las personas autorizadas pueden ayudar a una persona y cobrar honorarios o cualquier tipo de remuneración directa o indirecta. Los representantes autorizados son:

– Abogados y asistentes legales que sean miembros en práctica de ejercicio de una asociación legal provincial o territorial canadiense,

– Notarios que sean miembros en práctica de ejercicio de la Cámara de notarios de Quebec, y

– Consultores de inmigración que sean miembros en práctica de ejercicio del Consejo Regulador de Consultores en Inmigración de Canadá.

Adicionalmente, si considera ir a Quebec o a Saskatchewan y está tratando con un consultor en inmigración, es obligatorio que el consultor sea reconocido por los gobiernos de esas provincias también. Para verificar que la persona se encuentra en la lista, visite:

– Para Quebec: midi.gouv.qc.ca/consultant

– Para Saskatchewan: saskatchewan.ca

Existen solo unos 200 consultores autorizados de cada provincia, por lo tanto, asegúrese de que su representante esté en la lista, con el fin de evitar que su expediente sea devuelto, rechazado o retrasado.

Quién NO PUEDE representarlo?

Cualquier persona que no se encuentra en la lista arriba, no puede representarlo.

Para mayor claridad, la ley 35 (Bill-35) tiene una lista de instituciones que serán multadas severamente si ofrecen servicios de inmigración.

La lista incluye:

– Agencias de viaje.

– Instituciones educativas.

– Reclutadores.

– Profesionales de recursos humanos.

– Agencias de profesionales de la salud.

– Agencias de adopción.

Recuerde que obtener ayuda de una persona autorizada significa obtener asesoría profesional de alguien que está capacitado y cuenta con la experiencia para ayudarlo. Las personas no autorizadas, sin tomar en cuenta lo convincentes que son o las garantías que le ofrecen, no tienen el derecho de asistirlo y pueden poner en riesgo su proyecto, sus sueños, su dinero y su tiempo.

TAGGED IN : ,
Leave Comments